Hoy es uno de esos días donde te levantas, miras al techo, y sientes que te  falta el aliento para continuar en estos caminos de la educación, las barreras, la resistencia al cambio, las ansias de poder, la ignorancia misma, son los obstáculos recurrentes y por excelencia para que estos asuntos de formar a otros no avancen.

Profesionalmente me he dedicado por años a acercar la tecnología a la educación de adultos en distintos niveles y a distintos ritmos con la premisa de “coloca la mano del adulto en el ratón y se abren nuevas posibilidades para su desarrollo” , las buenas intenciones no siempre son suficientes, se necesita voluntad para quitar todo el follaje que te aclara el panorama…pero a veces falta aliento.

Una vez mirando una serie de televisión, Los Invasores, donde unos que eran lagartos habían venido a conquistar la tierra (la actualización de esa serie es V que pasa en el canal de Warner). El líder de los humanos que encabezaba la resistencia ante estas creaturas de otro mundo decía “estoy ya muy cansado” a lo que replicó una de sus seguidoras “Donovan, un líder aunque se este muriendo, tiene que salir avante, a nadie le interesa tu cansancio, sino qué vas a hacer para seguir con la causa” y Donovan se paro y continuo (hay que tomar este episodio como lo que es: un capitulo de una serie de invasión extraterrestre).

Sin embargo, hay una lección de liderazgo que se deja ver, que tiene que ver con no rendirse, así debemos ser los educadores y alumnos desde nuestras trincheras particulares,  luchadores incansables aunque falte el aliento….Después de todo algo se aprende de la tele y sus mensajes…me acorde de un ellos y fue suficiente al menos para levantarme y escribir esta entrada en el blog.